Hace algunos años la idea que un coche pudiese “enchufarse” seguramente nos parecía algo imposible y sin sentido. Hoy en día es una realidad. Y si bien ya existían versiones híbridas, el Hyundai Ioniq Electric es la versión 100% eléctrica de la marca. Con la que espera consolidarse en esta revolucionaria tecnología.

Hyundai Ioniq Electric

Olvídate de las paradas para repostar gasolina, los cambios de aceite y las molestas emisiones del tubo de escape. Con una sola carga tendrás un rango de autonomía estimado de 200 km. Así que puedes andar tranquilo mientras haces todas tus actividades por la ciudad.

El Ioniq Electric resulta más rápido y fácil de manejar. Sobre todo entre el tráfico, ya que no debe esperar por las revoluciones del motor para acelerar, ni por los cambios de velocidad.

El diseño exterior se mantiene dentro de lo que sería el diseño de un coche “tradicional”. Lo que muchos conductores a los que no les va muy bien los diseños extravagantes de algunas versiones eléctricas, agradecen.

En cuanto al diseño interior, puede decirse que es bastante atractivo. Materiales de buena calidad, uso de plásticos blandos y buenos ajustes. Generan sensación de confort.

La pantalla de la consola central es táctil. Con buena paleta de colores y gráficas que permiten monitorear el desempeño del coche.

En cuanto a los sistemas de asistencia al conductor, el Advanced Smart Cruise Control de Hyundai permite mantener la distancia al vehículo precedente sin necesidad de tocar los pedales.

También incluye el sistema de asistencia Lane Departure Warning System con Lane Keep Assist (LKAS). El cual avisa acústicamente si se está sobre las líneas de los carriles y corrige la trayectoria del coche, girando el volante.

Otras de las funcionalidades del Ioniq son por ejemplo la integración del Smartphone, búsqueda de destinos con Google, localización de vehículos, asistencia en carretera etc.

El volante en D es súper acolchado. Inspirado en los coches de carreras. Y detrás de él se encuentran las palancas de control, que le permiten al conductor seleccionar entre tres tipos de conducción.

Modelos de Conducción

El Hyundai Ioniq eléctrico ofrece tres modelos de conducción: Normal, Eco y sport.

  • Normal: Este modo de conducción está activado por defecto. Marca un justo medio entre las propiedades de conducción Eco y Sport.
  • Sport: También denominado Dinámico. Prioriza la potencia y la aceleración por encima de la eficiencia en el consumo de gasolina y la conducción suave. Cuando se aumenta la velocidad los cambios tardan más en realizarse, pero al desacelerar se aplican más rápidamente. Con el modo sport se puede sacar el máximo potencial del motor. Conduciendo por la ciudad no sentirá mucho la diferencia, debido a los límites de velocidad que hay que mantener. Mientras que en la carretera esta configuración puede aprovecharse mejor.
  • Eco: La idea de esta modalidad es economizar. De manera que desde el motor, hasta la transmisión, pasando por el control del clima, se ajustan para trabajar de una manera más eficiente en cuestiones de consumo energético.

Por lo que ves, el Hyundai Ioniq Electric es un coche un coche eléctrico muy completo. Con todas las funcionalidades necesarias y posibilidad de elegir el tipo de conducción que se desea.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *