Los índices de criminalidad respecto al robo de vehículos lamentablemente han ido en aumento. Es por eso que se hace necesario tomar ciertas precauciones. En algunos casos, estas precauciones, pueden hacer la diferencia entre perder el coche y las pertenencias que en él se encuentren o no.

Precauciones para evitar el robo del coche

Una de las características de los robos de coches es su rapidez. La acción debe ejecutarse en el menor tiempo posible. Dificultar que pueda hacerse de este modo puede ser un factor determinante para evitar ser víctima de los delincuentes.

Si debemos estacionar en la calle y el vehículo quedará sin resguardo, se recomienda hacerlo en lugares transitados. Y de ser posible cerca de alguna cámara de seguridad.

La instalación de sistemas de ubicación satelital suelen ser muy efectivos sobre todo si cuentan con las funciones necesarias para el corte del sistema eléctrico lo que hará que el coche se detenga y por lo general sea abandonado por el delincuente.

robo coche

Sistemas antirrobos

Los sistemas antirrobos, sobre todo si están a la vista, como el tranca pedal o tranca volante suelen ser efectivos. Ya que dificultan las maniobras para el robo del coche. Quitarlos por la fuerza pudiera llamar la atención de los transeúntes sobre el vehículo y el delincuente.

Aunque se vaya a dejar el coche solo unos minutos, se recomienda siempre activar la alarma y no dejar la llave puesta, como muchas veces se suele hacer si se va a un lugar cerca o se queda un pasajero dentro del vehículo.

No tentar al robo

Bajo ningún concepto se debe tener copia de las llaves del coche en su interior.

No dejar objetos de valor dentro del coche mucho menos a la vista es importante para no llamar la atención sobre el vehículo.

Cuando se esté en marcha también se deben tener los seguros activados. De este modo se evita ser asaltados en cualquier semáforo o parada durante el trayecto.

Si se suele estacionar frecuentemente en el mismo lugar y por varias horas, no dejar los documentos originales del coche en su interior. De igual forma se recomienda aparcar en lugares donde se pueda observar el coche.

Siempre hay que estar alerta y no descuidarse en ningún momento así sea cuando se va a abrir la puerta del estacionamiento o entregar un paquete.

Aparca el coche en lugares transitados

Al asistir a eventos grandes donde hay un volumen considerable de coches aparcados, trata de ubicar tu vehículo lo más cerca posible del puesto de vigilancia. O por donde pase el mayor flujo de personas. Evita en la medida de lo posible los lugares más apartados.

Si se deja el coche en un parking no se debe dejar el ticket, y menos en un lugar visible. Esto evita que el delincuente pueda salir con toda tranquilidad y sin llamar la atención.

Pequeñas acciones como las mencionadas no requieren de un gran esfuerzo. Pero pueden resultar bastante útiles para evitar ser blanco fácil de la delincuencia. Habituarnos a tomar medidas básicas de seguridad nos puede ahorrar pasar un muy mal rato y perder nuestra inversión.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *