Accidente de tráfico

Estamos cada día expuestos a diferentes factores externos, que pueden dar paso a que pasen eventos no deseados. Desde los más simples, hasta los más caóticos. Un ejemplo de ello, son los accidentes automovilísticos, que se ocasionan por el déficit de atención, fallos o imperfectos mecánicos, imprudencia, consumo de bebidas alcohólicas, y otros. Así mismo, solemos relacionar los accidentes de tráfico a un sólo factor: Colisión entre vehículos, pero no es así del todo. Los accidentes de tráfico son todos aquellos que guardan relación con el daño o pérdida personal o material, que puede ser parcial o completa, de manera temporal o permanente.

En la actualidad, existen empresas que prestan el servicio asesoría para este tipo de eventos y explican cómo afrontarlos de forma correcta. Para tal fin, cuentan con un equipo de especialistas capacitados en la temática legal para abordar los diferentes casos de accidentes de tráfico. Un ejemplo de ello es Tráfico Ayuda, el cual es un sitio en la web que te proporciona información acerca  de lo mencionado.

Ayuda de un experto

No siempre se puede solucionar de forma cordial e inmediata con la contraparte involucrada en el accidente automovilístico, es por esta razón que contar con un abogado de confianza es la solución correcta. Entre los casos más rigurosos a abordar, se pueden mencionar: Documentación que no está en regla, lidiar con la contraparte en estado de ebriedad o bajo los efectos de narcóticos, impugnar multas por vialidad, asesoría sobre sus derechos, indemnizaciones y otros.

Ahora bien, en caso de accidente de tráfico la pregunta que surge es ¿Qué hacer?,

Establecer comunicación con tu experto

Debido a la variabilidad de sucesos que pueden estar asociados a un accidente de este tipo, lo recomendable es inicialmente la comunicación con un abogado o experto de confianza.

Saber la naturaleza del daño

Saber la naturaleza y qué o quién la ocasionó, y por supuesto, los daños asociados a éste, te permitirán saber qué tipo de indemnización corresponde y por ende, cuándo solicitarla. Los tipos de indemnización se dividen en tres grupos: por lesiones temporales, permanentes o por fallecimiento. Sin embargo, como ya se ha mencionado, es el experto quien te asesorará de cómo abordar los diferentes escenarios que se pueden presentar, ya que generalmente, las compañías de seguros obvian los procedimientos regulares.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *