La batería es para el coche lo que es el corazón para el cuerpo humano. Sin batería el motor no se pone en marcha. Es un acumulador de energía originada por los procesos químicos que en él se realizan.

Esta energía no se mantiene de forma indefinida, sino que se va perdiendo poco a poco. Si bien se puede cargar por medios eléctricos, eventualmente pierden toda la carga y la capacidad de volver a generarla. Por lo que a veces no sirve con cargarla, tenemos que cambiarla. Por ello, vamos a darte algunos consejos para elegir la mejor batería para tu coche.

No todas las baterías son iguales, se diferencian entre sí de acuerdo a su naturaleza interna y características electroquímicas. Por lo que es fácil suponer que no todas las baterías sirven para todos los coches.

Tipos de batería para coche

Baterías de celdas húmedas: Placas aisladas y selladas que se encuentran sumergidas en un fluido que no se evapora. No requieren mantenimiento y al terminar su vida útil deben ser cambiadas.

Baterías de Calcio: Placas de aleación de calcio. No requieren mantenimiento y suelen ser más duraderas que las de celdas húmedas. Sin embargo pueden sufrir sobrecargas que causan daños en la batería.

Baterías de Iones de Litio: Son muy costosas. Pero son más ligeras, tienen gran capacidad energética y una mayor resistencia a la descarga. Se utilizan principalmente en coches de alta gama.

Baterías VRLA: Ácido de plomo regulado por válvulas. Se encuentran totalmente selladas por lo que no hay forma que el líquido pueda derramarse.

Baterías de Ciclo Profundo: Principalmente se utilizan para el sector náutico. Debido a que se descargan muy rápido a pesar de su gran capacidad de carga.

batería coche

Elegir la batería correcta

Cuando llega el momento de cambiar la batería, se deben tener en cuenta ciertos factores importantes. Para evitar la pérdida de dinero y posibles daños al vehículo.

  • Tamaño: Aunque las baterías suelen tener un tamaño estándar, se debe verificar el alto, ancho y longitud para asegurar que encaje correctamente.
  • Marca: Seleccione la batería de la marca que especifica el manual de usuario del vehículo. De no ser posible, consulte cuales son las equivalentes. El criterio de selección de la marca no debe ser sólo el precio. Tome en cuenta la calidad y seguridad del producto. Como el reconocimiento de la marca en el mercado.
  • Capacidad de reserva (RC): La capacidad de reserva hace referencia al tiempo en minutos que la batería puede suministrar la energía mínima requerida para el funcionamiento del vehículo cuando se presentan fallas eléctricas. Debe consultar con el manual de usuario para saber cuál es el recomendado para su vehículo.
  • Fecha de fabricación: Permite tener una idea del tiempo de vida útil que tendrá la batería. Se recomienda que no sea mayor a 8 meses.
  • Amperios de arranque en frío: Miden la capacidad de la batería para arrancar el vehículo incluso en situaciones de frío extremo.
  • No instale baterías usadas: puede ser peligroso.

¡Importante! Consulte siempre el manual del fabricante de su coche. En él encontrará las indicaciones sobre el tipo de batería a utilizar. Si tienes dudas lo mejor es buscar asistencia de personal calificado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *