Con la llegada del verano, conectar el aire acondicionado en el coche se convierte en una acción común. A veces incluso se hace imprescindible si lo que se quiere es estar confortable. Sin embargo, muy poca gente sabe que usar este sistema de ventilación de forma incorrecta puede consumir una gran cantidad de carburante. Por ello en e-coche vamos a darte unos trucos para ahorrar combustible. 

Si bien es cierto que los fabricantes de coches han hecho una interfaz muy intuitiva y sencilla para el aire acondicionado, hay trucos que ayudan a reducir el consumo de combustible. Aquí te contamos los cinco más efectivos.

No cierres por completo las ventanas cuando el coche este estacionado

Aunque este truco puede sonar muy obvio, muchos conductores lo omiten. El gasto de combustible del aire acondicionado es directamente proporcional a la temperatura del interior del coche.

Lo mejor que puedes hacer es, en el momento de apagar tu coche, bajar las ventanas un centímetro. De este modo el aire caliente tiene un conducto para salir y mantener el interior a temperatura ambiente.

Las ventanas sí ayudan a bajar la temperatura interior

Muchos conductores creen que la mejor forma de enfriar el interior de su automóvil es cerrar las ventanas y conectar el aire acondicionado. Esto no es del todo correcto. Y es que el aire caliente tiene un peso menor al frío. Y por lo tanto, abrir las ventanas un poco mientras el aire acondicionado trabaja ayuda a disminuir el gasto de combustible.

Abre las ventanas solo un poco y después de varios minutos ciérralas para conservar el aire frío en el interior. Si abres las ventanas por completo, el aire caliente del exterior entrará aumentando el gasto del aire acondicionado.

A mayor velocidad, ventanas cerradas

Según varios estudios, cuando un coche llega a 80 km/h el aire que entra comienza a frenar el coche. Por lo tanto, a partir de esta velocidad, mantener las ventanas abiertas hará que se consuma una mayor cantidad de combustible.

La solución es simple, enfría el ambiente interior antes de acelerar y cuando esté suficientemente frío cierra las ventanas. Apóyate con aire acondicionado para mantener la temperatura interior.

Usa el aire acondicionado constantemente

Como cualquier otro aparato y como cualquier otro componente del automóvil. Si el aire acondicionado se deja de usar por mucho tiempo, puede comenzar a presentar problemas en su funcionamiento.

Utiliza el aire acondicionado en invierno para desempañar los cristales una vez que haya llovido. O para calentar el ambiente en temporada de frío. De esta forma te aseguras que no se deteriore por falta de uso.

No lleves el aire acondicionado al límite

De la misma forma, como cualquier otro aparato, usar el aire acondicionado al límite durante un tiempo prolongado puede estropearlo. Para evitar que el aire acondicionado tenga un trabajo forzado, apóyate en los dos primeros puntos de estas pautas.

Recuerda que la temperatura ideal dentro de un coche ronda alrededor de los 22 grados. Evita malgastar el combustible y sigue nuestros consejos. La conducción será mucho más eficiente de lo que lo era hasta estos momentos y encima podrás ahorrar una buena cantidad de dinero.

Estos son los trucos para ahorrar combustible utilizando el aire acondicionado que te recomendamos desde e-coche. ¿Cuándo vas a ponerlos en práctica?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *