Las gasolineras low cost son esas estaciones de servicio que van comiéndose terreno de las gasolineras con el paso del tiempo. Destacan, como su nombre dice, por sus bajos precios. Son gasolineras donde no hay personal. Y quienes llegan deben hacer uso del autoservicio.

A pesar de que se han vuelto más populares, hay quienes aún se preguntan el porqué de sus precios más bajos. Y si esto está relacionado de alguna manera con la calidad del producto. En sencillas palabras: si un bajo precio es igual a una mala calidad.

En este artículo queremos mostrar las diferencias entre las gasolineras low cost y las tradicionales. Para que tengas toda la información y tomes la decisión que consideres mejor, más allá de los mitos.

Diferencias entre una gasolinera low cost y  una tradicional

Primero, debemos aclarar que en España solo hay una empresa autorizada para distribuir la gasolina en todas las estaciones. Esta es la Compañía Logística de Hidrocarburos. Por lo que la gasolina low cost es legal y apta para tu vehículo cualquiera que sea. No dañará tu carro repostar con esta gasolina.

Así que la primera diferencia radica en los aditivos que las gasolineras tradicionales agregan al combustible y publicitan como parte de sus servicios. Mientras que las gasolineras low cost solo se atienen a la legalidad en este sentido. Por lo que aquí serías tú quien, probando ambos combustibles, pueda dar su opinión acerca del rendimiento de uno u otro. O si de verdad has apreciado algún beneficio para tu coche.

Por otro lado, más allá de que la gasolina sea legal, hay personas que se preguntan por la legalidad en sí de estos establecimientos. Ya que no tienen personal o tienen muy poco. Por lo cual no hay cómo cubrir las necesidades de los clientes. Quienes estarían manipulando un elemento peligroso como es la gasolina, sin supervisión de algún experto. Pero la ley española no prohíbe esta práctica.

Es por eso que los costos de las gasolineras low cost se siguen reduciendo. Pues no pagan la cantidad de empleados que una gasolinera tradicional.

Además de prescindir de empleados, estas gasolineras dejan a un lado cualquier otra añadidura. Que, si se analiza bien, se entiende por qué los costos pueden ser más altos que solo por el combustible. Las gasolineras tradicionales suelen venir acompañadas de un supermercado, de un lavado de autos y de otros servicios. Que, lógicamente, se acompañan de empleados y toda una producción de publicidad que les genera más costos. De los cuales hay algunos que se compensan aumentando el precio del combustible en sí.

Así pues, en términos generales, repostar en gasolineras low cost o gasolineras tradicionales no tiene diferencia. Ya que se accede al mismo producto: combustible legal y de excelente calidad para tu auto. La diferencia está en los demás servicios que cada usuario considere necesarios o pertinentes en cuanto a lo que una gasolinera debe ofrecer, como ventas o la asesoría de personal. La decisión es tuya.

 

1 Comentario

Maria Granados · 16 abril, 2018 a las 18:13

Las gasolineras low cost son mas baratas. Pero si seguimos incentivando estas que reducen cada vez más a los empleados. Tendremos casos como el de mi marido que ha sido despedido porque ya no interesa contratar a personal en las gasolineras.
Ya con repostar uno mismo sin seguridad es suficiente. Luego llegarán los problemas al no estar informado ni preparado para repostar tu vehículo.
Debemos pensar en el bien común y seguir manteniendo los empleos y la seguridad y calidad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *