Hoy en día el mercado de segunda mano crece a un ritmo muy superior al de primera mano. Lógico en la situación económica de crisis actual, el presupuesto de los compradores es más pequeño, por ello hay que barajar la opción de comprar un coche de segunda mano.

¿Es realmente una buena idea comprar un coche de segunda mano?

Si y no. Hay muchos modelos que están muy bien y que pueden pasar una larga vida con nosotros, pero hay otros modelos que necesitan de algunos pequeños arreglos y también tienen una gran esperanza de vida y, finalmente, están aquellos en los que maldeciremos la hora en la que lo hemos comprado.

Comprar un coche de segunda mano no es algo demasiado sencillo: es importante prestar atención a toda una serie de detalles para que no nos puedan engañar.

Elegir el coche

Antes de nada tienes que tener las cosas claras y saber lo que queremos. ¿Necesitas que sea de diésel o de gasolina? ¿De cuántas puertas? ¿Necesitamos que sea espacioso o más bien compacto? ¿Automático o manual? Estas son tan solo algunas de las primeras preguntas que se nos deberían de pasar por la mente.

Vale la pena que invirtamos algo de tiempo en este proceso para evitar que nos duela la cabeza de cara al futuro.

¿Comprarlo al particular o al concesionario?

Las dos opciones tienen sus claras ventajas y sus desventajas. Un concesionario seguramente te lo va a cobrar mucho más caro… aunque te dará cierta garantía en el caso de que no funcione. Un particular, por lo general, una vez que haya hecho la venta se quitará de en medio y si tienes un problema tu tendrás que ver cómo resolverlo.

Cuidado con las prisas

Cuando preguntes por un coche seguramente su dueño te dirá que ya hay alguien que se ha interesado en él con la idea de que te obsesiones y lo compres de manera impulsiva. Sea o no verdad nos da igual: existen muchos coches en el mercado por lo que seguro que acabaremos encontrando uno que nos guste.

No compres el coche porque lo necesites de forma inmediata o, por lo menos, que no se te note. Analiza bien el mercado para encontrar un auto que realmente se ajuste a tus necesidades.

Conoce el coche

Es cierto que el vendedor siempre intentará que el coche parezca en perfecto estado… pero no siempre va a ser así. Si eres observador te podrás dar cuenta algunos defectos que pueda llegar a tener.

Si no entiendes mucho sobre el mundo del motor podrías ponerte en contacto con algún amigo o conocido que fuera contigo en el momento de ver el coche y que pudiera darte su opinión en base al estado del vehículo.

De esta primera observación dependerá que hayamos comprado un buen coche o una birria que nos dure dos días.

 

Analiza muy bien las opciones y decídete a comprar un coche de segunda mano que sea ideal para ti.

 

 

1 Comentario

Francisco · 13 agosto, 2018 a las 11:09

Es cierto que hay que tener cuidado al comprar un coche de segunda mano. Yo el año pasado compre uno sin mirar ninguna web y hemos tenido que revenderlo.
Sugiero que vayais a un taller y que os asegureis que esta bien el coche. Ya que muchos intentan vendertelo roto

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *