El coche eléctrico: su coste y autonomía

Lo más relevante del coche eléctrico es su mantenimiento a todas las luces o sus restringidas revisiones. Profesionales como el primer taxista Roberto San José nos explican que hay una gran diferencia entre los coche eléctricos y los coches convencionales. Incluso cambia la manera de llevar su propio negocio. Ya que el coste de trabajar con un diesel y un eléctrico es sustancial.

De 450 o 500 euros puede costar el combustible y mantenimiento de un coche con motor. En cambio un eléctrico solo gastaría 100 euros al mes . La inversión de adquirir este vehículo se recuperaría en poco tiempo. ¿Cambiarías mantener rutinariamente tu vehículo por tan solo enchufar tu coche todas las noches?.

Un profesional siempre buscará la amortización de la inversión que realizó, sin embargo, un particular siempre observa un menor gasto por tener su transporte privado funcionando.

Con un coste de mantenimiento bajo y de recarga hace que con el tiempo se haga más rentable adquirir un coche eléctrico frente a uno de combustión.

¿Dispone un coche eléctrico de autonomía?

Los primeros automóviles carecían de batería suficiente, pero las versiones más modernas disfrutan de gran autonomía. El problema de la capacidad de baterías se va reduciendo con el paso del tiempo.

Un inconveniente del coche eléctrico son sus puntos de recarga, donde podemos ver que no hay ni la mitad de estos puntos que de gasolineras. Lo que hace que los puntos de recargas estén muy concurridos en algunos lugares. Sin embargo, otro inconveniente es que en algunos sitios no están tan concurridos, por lo que hay personas con coches de gasolina que aprovechan estos puntos como aparcamientos, lo que dificulta la tarea de recarga a las personas con vehículos eléctricos. Esto debería de empezar a tener un control.

Estas desventajas son debidas a que las autoridades e hidroeléctricas no apuestan por los coches eléctricos como vemos en Inglaterra, Francia o Alemania, donde no tienen ese temor de realizar viajes con estos vehículos, ya que los gobiernos han dispuesto de una buena red de carga. Aunque en España, se estableció en el 2017 el plan MOVEA “para la adquisición de vehículos de energías alternativas y la implantación de puntos de recarga de vehículos eléctricos”.

Otra desventaja del coche eléctrico a día de hoy es el precio, ya que para adquirir un coche eléctrico, ya sea taxi o particular, es más elevado que uno de combustión. Vemos como su precio es mucho más elevado que un coche de combustión.

Hasta que los organismos públicos no vean la importancia de los coches eléctricos y no se involucren, no bajará el precio del coche eléctrico para que sea una alternativa para todos. Y que contaminar sea más barato que no hacerlo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *